Mi Patrocinador me Abandono y no se que hacer

Leave a Comment
En Internet he escuchado varias veces: "Mi patrocinador me abandonó, estoy solo en el negocio y ahora vivo con deudas." Observo que regularmente las personas nunca quieren asumir el error de sus propias decisiones. Quieren culpar a otros de sus propios fracasos.



En Internet cuando alguien se afilia a un negocio, lo que obtiene es el producto y las herramientas necesarias para desarrollar dicho negocio. Obtener un negocio de este estilo es como adquirir una franquicia, un sistema ya establecido con reglas generales para simplemente repetir ciertas acciones que generan resultados a corto, mediano o largo plazo.

Debes entender que un patrocinador no es alguien de quien debas depender, o que constantemente este pendiente de ti para que hagas lo que tienes que hacer. En los negocios debes aprender a ser independiente y tener responsabilidad.

Un patrocinador no es lo mismo que un mentor. Si quieres un coach o mentor que este a la par tuya todo el día, tienes que contratar a uno. Así mismo el éxito de una persona jamas asegura tu propio éxito individual. Debes crecer mucho como persona y obtener un alto grado de desarrollo personal. Debes tener confianza en ti y saber que puedes realizar cosas extraordinarias.

Sin patrocinadores, sin mentores o coach personales, yo he logrado ganar dinero en negocios de afiliados por Internet. Esto se debe a que en cada negocio al que ingreso, lo estudio bien, lo analizo, aprendo y estoy en constante práctica. Eso me ayuda para alcanzar mis propias metas sin depender de nadie. Puedo crear mis propias estrategias y establecer mi estilo de trabajo.

Así como en cualquier negocio fuera de Internet nadie estará detrás de ti dándote ánimos, y llamándote para ver como te va. Si lo que deseas es un papá o una mamá, déjame decirte que los negocios no son el lugar adecuado. Nuevamente lo repito, tienes que contratar a alguien que se haya especializado en ser un entrenador o coach personal.

Un negocio propio es responsabilidad exclusivamente tuya, el negocio empieza por ti hacia abajo, no con tu patrocinador. Tienes que educarte y prepararte para tener éxito en tu propio negocio.

Piénsalo bien, ¿estas fracasando por culpa de tu patrocinador o el fracaso proviene de tus decisiones y forma de pensar?

Aprende a ser responsable, y adquiere constancia y compromiso en lo que haces, no culpes a otros por tus propios fracasos o malas decisiones.

Y si has fracasado en algo míralo como una experiencia positiva de aprendizaje, una forma de desarrollo personal que te servirá para no cometer los mismos errores en el futuro.

Si eres una mujer u hombre de negocios, te animo a que te esfuerces y seas valiente, si te enfocas en una meta específica conseguirás tus propios resultados en un tiempo establecido, según el grado de preparación y experiencia que adquieras en dicho negocio.

No te rindas y trabaja por conseguir aquellas cosas que deseas en la vida. Aprende a no ser dependiente de nadie ni de nada en esta vida. Ten cuidado con tus propias emociones y desarrolla el dominio propio para tu éxito personal.


0 comentarios:

Publicar un comentario